Breaking News

jueves, 13 de mayo de 2010

TUPAC AMARU II


José Gabriel Condorcanqui Noguera (Tinta, Perú, 19 de marzo de 1738 - Cuzco, 18 de mayo de 1781) mayormente conocido como "Túpac Amaru II", fue un caudillo líder de la mayor rebelión indígena anticolonial que se dio en América durante el siglo XVIII, usó indistintamente los dos nombres.

Cacique de Surimana, Tungasuca y Pampamarca, era adinerado, dedicado al comercio. Se trataba de un personaje de origen mestizo en el que confluía la sangre del Sapa inca Túpac Amaru con la de los criollos. De hecho, durante una gran parte de su vida, habiendo sido criado hasta los 12 años por el sacerdote criollo Antonio López de Sosa y luego en el Colegio San Francisco de Borja, mostró preferencia por lo criollo, llegando a dominar el latín y utilizando refinadas vestimentas hispanas aunque posteriormente vestiría como un noble inca y sería excomulgado de la Iglesia Católica.

Encabezó el mayor movimiento de corte indigenista e independentista en el Virreinato del Perú. Fue el primero en pedir la libertad de toda América de cualquier dependencia, tanto de España como de su monarca, implicando esto no sólo la mera separación política sino la eliminación de diversas formas de explotación indígena (mita minera, reparto de mercancías, obrajes) así como de los corregimientos, alcabalas y aduanas (10 de noviembre de 1780). Además decretó la abolición de la esclavitud negra por primera vez en América (16 de noviembre de 1780). Su movimiento constituyó un parteaguas, debido al cual las autoridades coloniales eliminaron a la clase indígena noble y acrecentaron la represión contra lo andino, por el temor de que algo así volviera a repetirse.

En Perú ha sido reconocido como el fundador de la identidad nacional[1] peruana. Fue una figura capital para el régimen velasquista (1968-1975) y desde entonces ha permanecido en el imaginario popular reivindicado.

Riqueza
José Gabriel Condorcanqui realizó su estudios con los jesuitas del Colegio San Francisco de Borja o Colegio de Caciques del Cuzco.

Dominaba el quechua, castellano y latín, estando entre sus lecturas los Comentarios Reales de Garcilaso de la Vega, las Siete Partidas de Alfonso el Sabio, las Sagradas Escrituras, el drama nativo Apu Ollantay, así como posterior y clandestinamente textos de Voltaire y Rousseau (en aquella época censurados).

El 25 de mayo de 1758, contrajo matrimonio con Micaela Bastidas y seis años después es nombrado cacique de los territorios que le correspondían por elemental herencia. Condorcanqui fijó su residencia en la ciudad del Cuzco, desde donde viajaba constantemente para controlar el funcionamiento de sus tierras.

Debido a sus prósperas actividades económicas, Condorcanqui empezó a sufrir la presión de las autoridades españolas, en especial por presión de los arrieros argentinos que intentaban tener el monopolio del tránsito de mineral por el Alto Perú. Las autoridades españolas sometieron a Condorcanqui al pago de prebendas.

Vivía la situación típica de los curacas: tenía que mediar entre el corregidor y los indígenas a su cargo. Sin embargo, se vio afectado -como el resto de la población- por el establecimiento de aduanas y el alza de las alcabalas. Realizó reclamos sobre estos temas pidiendo también que los indígenas fueran liberados del trabajo obligatorio en las minas, reclamos dirigidos por las vías regulares a las autoridades coloniales en Tinta, Cusco y después en Lima obteniendo negativas o indiferencia.

Además buscó que se le reconozca su linaje real inca siguiendo por años un proceso judicial en la Audiencia de Lima, siendo este finalmente rechazado.

Todo esto desencadena la primera fase de la rebelión.

Sublevación
En 1780 se inicia el movimiento militar de José Gabriel Condorcanqui contra la dominación española, adoptando el nombre de Túpac Amaru II, en honor de su antepasado. Al comienzo el movimiento reconoció la autoridad de la Corona ya que Túpac Amaru afirmó que su intención no era ir en contra del rey sino en contra del «mal gobierno» de los corregidores. Más tarde la rebelión se radicalizó llegando a convertirse en un movimiento independentista.

Con el apoyo de otros curacas, mestizos y algunos criollos, la rebelión se extendió. Entre sus ofrecimientos se hallaban la abolición tanto del reparto como de la alcabala, la aduana y la mita de Potosí.

La convocatoria de Túpac Amaru II buscó integrar a indígenas, criollos, mestizos y negros en un frente anti-colonial, pero no pudo evitar que la masificación del movimiento convirtiera el accionar en una lucha racial contra españoles y criollos (en general en la zona cuzqueña los criollos no tenían en su actuar antagonismos con los españoles, siendo como mucho contrarios a las reformas borbónicas pero fieles a la Corona en los demás aspectos).

Su movimiento tuvo dos fases:

■Primera Fase o Fase Tupacamarista, donde destaca la hegemonía de José Gabriel Túpac Amaru y continuada tras su muerte por su primo Diego Cristóbal Túpac Amaru.

■Segunda Fase o Fase Tupacatarista, donde destaca el protagonismo de Julián Apaza Túpac Katari.

Juzgamiento y ejecución
La fama de Túpac Amaru II se extendió a tal punto que los indígenas sublevados en el llano de Casanare, en la región de Nueva Granada, lo proclamaron Rey de América.

Movimientos posteriores invocaron el nombre de Tupac Amaru II para obtener el apoyo de los indígenas, caso entre otros de Felipe Velasco Tupac Amaru Inca o Felipe Velasco Tupac Inca Yupanqui, quien pretendió levantarse en Huarochirí en 1783.

Existe una coincidencia de objetivos del movimiento de Túpac y la Conspiración de los tres Antonios descubierta en Chile el 1 de enero de 1781, en pleno desarrollo de la insurrección. Probablemente los conspiradores se animaron a actuar gracias a las noticias de los avances de Tupac Amaru II en el Virreinato del Perú.

La rebelión de Túpac Amaru II marcó el inicio de la Etapa Emancipadora de la Historia del Perú cuando este país se decide por su independencia luego de casi tres siglos de ser colonia española. Por su parte Condorcanqui es considerado un precursor de la Independencia del Perú. Incluso, actualmente su nombre y figura es acogida ampliamente por los movimientos indígenas andinos, así como por los movimientos de izquierda política.

Siglo XXEn Perú, el gobierno del General Juan Velasco Alvarado acogió la efigie estilizada de Tupac Amaru como II símbolo del Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas que él encabezaba. En su honor renombró uno de los salones principales del Palacio de Gobierno. En otro sentido, su nombre también fue utilizado por el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru o MRTA, grupo guerrillero que operó en Perú desde 1985 hasta 1997. El MRTA se dio a conocer internacionalmente, por la Crisis de los rehenes de la embajada de Japón durante el gobierno de Alberto Fujimori.

En Uruguay los Tupamaros también conocidos como Movimiento de Liberación Nacional o por sus siglas MLN-T, fue un grupo insurgente que estuvo activo entre los años de 1960 y 1970, que se denominó como tal por la admiración y respeto que según sus militantes sentían por Tupac Amaru II.

Inspirándose en ellos, el Movimiento Tupamaro de Venezuela desarrolló acciones armadas entre 1992 y 1998, para después integrarse a la política formal.

En Estados Unidos el famoso rapero 2pac (1971-1996) tuvo como nombre de nacimiento el de Tupac Amaru Shakur debido a la admiración que su madre Afeni Shakur (activista de la organización afroestadounidense Pantera Negra) tenía por Túpac Amaru II.

Divergencias y análisis
Se aprecia en las comunicaciones que Túpac Amaru II manejaba un doble discurso, que se explicaría en razón a las circunstancias.

En algunos bandos y proclamas los caudillos señalan que persiguen castigar a los malos funcionarios coloniales; lo cual se aprecia igualmente en las cartas escritas por Tupac Amaru II al Virrey y al Rey de España, en las que afirma lealtad y fidelidad a la corona y se reconoce como súbdito de ella, solicitando beneficios comerciales, y reducción en el pago de impuestos.

En otros pronunciamientos dirigidos al pueblo, Túpac Amaru II rompe con la obediencia al Rey de España, y se declara Inca-Rey y Señor de varios dominios, proclamando la guerra contra los colonialistas, a quienes se denomina genéricamente como "los europeos", y propone un nuevo orden político, dirigido por el "Inca-Rey", en el cual se integrarían todos los nacidos en estas tierrras: criollos, indios y negros, como consta por ejemplo en el Bando de Chichas, en el Bando de Arequipa o en el Bando de la Coronación, entre otros.

...Don José Primero, por la gracia de Dios, Inca rey del Perú, Santa Fe, Quito, Chile, Buenos Aires y Continentes de los Mares del Sur, Duque de la Superlativa, Señor de los Césares y Amazonas con dominio en el Gran Paititi, Comisario Distribuidor de la Piedad Divina, etc...

Jose Gabriel Tupac Amaru. Inca Rey del Perú. 4 de noviembre de 1780.
Les participamos como hay coronado nuevo rey en la Indias y se llama el poderoso don Jose Gabriel Tupac Amaru...Les partcipamos que se han levantado muchos lugares: ciudad de Velez, Villa San Gil, El Cocuy, Mogotes, Santa Rosa, etc

A los capitanes de Tamara, Ten y Manare del comun de El Cocuy. Mayo de 1781. Nueva Granada


...desde el principio de su traicion mandó y mandaba como Rey bajo el frivolo y falso pretesto de ser descendiente legítimo y único segun vá indicado de la sangre real de los emperadores gentiles...escribian en medio de su rudeza con la mayor sumision y respeto tratándole á veces de Señoría, Excelencia, Alteza y Magestad viniendo de varias provincias á rendirle la propia obediencia y vasallage...

Visitador José Antonio Areche. Sentencia contra Tupac Amaru. 15 de mayo de 1781.
Los análisis de John Rowe realizados en base al Virreinato del Perú del siglo XVIII y de la naturaleza de los movimientos y rebeliones indígenas que se dieron ese siglo, concluyen en el resurgimiento de un cierto "nacionalismo inca". En ello concuerdan, en líneas generales autores como: Rowe, Burga, Tamayo, Szeminski, Macera, O'Phelan, Sivirichi, Stern, Valcarcel C.D.,Flores Galindo, Lewin, Vega; apreciándose que las acciones de Túpac Amaru II se dieron dentro de un contexto de renacimiento del nacionalismo inca y de fortalecimiento de algunas familias de curacas en la zona donde se dio la rebelión.