Breaking News

miércoles, 2 de febrero de 2011

GIAN GIACOMO CAPROTTI


Gian Giacomo Caprotti da Oreno, llamado Salai o Salaino (nacido hacia 1480-Milán, 19 de enero de 1524), alumno de Leonardo da Vinci, con el que se especula que mantuvo una relación homosexual no obstante que el propio Leonardo manifestó repetidamente por escrito su desaprobación de todo «placer lascivo».

Vida
En 1490, estando en Milán, Leonardo tomó a su servicio a Gian Giacomo Caprotti da Oreno. Así lo anota Leonardo en un cuaderno: "el día de la Magdalena" de 1490 Giacomo fue a vivir con él. Era hijo de unos campesinos procedentes de Oreno, localidad próxima a Milán. Sus padres se llamaban Giovanni y Caterina (como la madre de Leonardo) y tenía dos hermanas que aparecen puntualmente en su vida, generalmente pidiendo dinero o reclamando herencias.

Un año más tarde el propio Leonardo lo califica de "ladrón, embustero, obstinado, glotón". Igualmente anota Leonardo las fechorías del pequeño, sus travesuras y sus pequeños hurtos. Este es el inicio de la relación más duradera y estable de la vida de Leonardo, pues Salai vivió 25 años junto al maestro, quien siempre lo tratará con indulgencia.

Tiempo después empezó a referirse a él como "Salai", nombre de un diablo, personaje del Morgante de Luigi Pulci. Salai puede venir también de los verbos italianos "salare", que es utilizado popularmente en expresiones que indican incumplimientos ("salare la scuola", "hacer novillos") o "salassare", sangrar ("salassare uno" es sinónimo de sacarle a alguien el dinero). Para finalizar, algo "salato" figuradamente es algo que resulta caro al bolsillo y también se puede referir a un comentario punzante o mordaz.

Salai siempre fue presentado como su discípulo por sobre cualquier otro. En las obras que se conservan podemos ver su estilo, a la manera del maestro, correcto, un eficaz imitador, pero muy distante de la sensibilidad y delicadeza de Leonardo. Se le atribuye un retrato de Lisa del Giocondo desnuda, conocido como Monna Vanna, pintado en 1515 con el nombre de Andrea Salai.

Se ha especulado mucho sobre la naturaleza de su relación, si tuvo o no un componente sexual y a partir de qué momento, dado que entró al servicio de Leonardo siendo un niño. El retrato que hace Gian Paolo Lomazzo de la relación de Leonardo con Salai como homosexual o pederástica ha encontrando apoyo en la naturaleza homoerótica de la pintura de Leonardo Juan el Bautista para la que Salai parece haber sido el modelo. El erotismo de esta pintura ha sido analizado por críticos como Martin Kemp y James Saslow.

Cuando Leonardo desea reproducir un tipo físico hermoso acude a los rasgos de Salai, sobre todo a su perfil característico, de nariz recta, frente y mentón redondeados y cabellera rizada y abundante. El prototipo de un rostro angélico y andrógino, ya que los rasgos del muchacho resultan algo femeninos.

Varios dibujos de Leonardo son representaciones muy eróticas del mismo hombre joven. El nombre de Salaino aparece también (tachado) en la parte posterior de un dibujo erótico (h. 1513) del artista, El ángel encarnado, en una época en la colección de la reina Victoria. Es visto como una variación humorística de su obra principal, San Juan Bautista

Otro trabajo erótico, encontrado en el reverso de un folio en el Códice Atlántico, representa a Salaino visto desde atrás, hacia el cual marchan varios penes sobre dos piernas.

Salai siguió a Leonardo cuando tuvo que irse de Milán tras la toma por los franceses, y en sus viajes por toda Italia, así como su marcha final a Francia. No obstante, Salai acabó volviendo a Italia en 1518. Regresó a Milán. Leonardo al morir en 1519 le legó una buena parte de su herencia, incluyendo la Gioconda.

Monumento a Leonardo en Milán, entre los 4 estudiantes figura Salai.Al poco tiempo Salai se casó con una mujer llamada Bianca. Murió el 19 de enero de 1524, en una riña.

Sólo a principios del siglo XX se reconstruyó la verdadera identidad de Salai, gracias a la investigación de Gerolamo Calvi y de Luca Beltrami, actualizada y confirmada posteriormente por otros estudiosos.