Breaking News

viernes, 18 de mayo de 2012

GRINGASHO

Estudió hasta antes de terminar la primaria. Es hijo de padres separados que decidieron rehacer su vida sin él, por ello cuando cumplió los 7 años, su padre recién lo reconoció. Criado por su abuela materna en medio de la pobreza en una de las calles más convulsionadas del barrio El Porvenir, según información de la Policía, fue su primo Roberto Gutiérrez Guzmán alias ‘El Soli’ quien lo introdujo en el mundo del sicariato. 

Cuando tenía 11 años, ‘Gingasho intentó trabajar legalmente ganando 40 soles semanales, finalmente se inclina por la delincuencia. A Gringasho se le acusa de varios crímenes, pero la justicia ha logrado probar su participación en la muerte de Edwin Marrueros y Rudy Venturo a quienes acribilló por ajuste de cuentas. Según su perfil sicológico, Gringasho es un adolescente de ahora 17 años que tiene un deficiente control de impulsos, suele alejarse de las normas establecidas, no respeta los límites y es rebelde. 

Re - Captura 
Bajo estrictas medidas de seguridad, “Gringasho” fue trasladado de la Dirección de Criminalística de la Policía Nacional (Dirincri) al médico legista para pasar las diligencias correspondientes. Luego, el joven, acusado de diversos asesinatos, fue llevado a la sede de Requisitorias, donde está siendo interrogado. La policía recapturó la madrugada del 13 de mayo a “Gringasho” en un hotel ubicado en el distrito de Independencia tras un paciente trabajo de inteligencia. El joven sicario fue intervenido junto con su enamorada. El joven de 17 años se encontraba prófugo de la justicia, después de que huyera del Centro Juvenil de Readaptación de Trujillo hace 15 días.

Síntesis
‘Gringasho’, el sicario más joven del Perú, confesó desde la clandestinidad que huyó del centro juvenil en Trujillo por temor a ser asesinado. Hoy es intensamente buscado por la Policía tras una semana de su espectacular fuga y asegura que fue encerrado injustamente. Sin embargo, el perfil de un adolescente homicida que empezó a escribir su historial policial desde los 13 años dice lo contrario. Alexander alias ‘Gringasho’, actualmente de 17 años de edad, fue criado por su abuela y estudió sólo hasta sexto de primaria. Con una familia desintegrada y en abandono económico, Gringasho cayó en manos de su tío Roberto Gutiérrez Guzmán apodado ‘El Soli’, líder de la sanguinaria banda “Los Malditos de Río Seco” y recientemente condenado a 30 años de prisión. Según investigaciones de la Policía, ‘El Soli’ usaba menores de edad para llevar a cabo sus ajustes de cuentas, una modalidad que en el mundo del hampa trujillano se hizo extensiva pues las bandas delincuenciales saben muy bien que si captan adolescentes para asesinar no les caerá el verdadero peso de la ley ya que la máxima condena que puede recibir un menor homicida es seis años de encierro en un centro de rehabilitación. ‘Gringasho’, por supuesto, con un guión bien aprendido, niega ser un sicario y hasta ha olvidado que es sobrino de El Soli. ‘Gringasho’ fue detenido cuando tenía 13 años y luego a los 15. 

El año pasado, Gringasho fue detenido una vez más por tenencia ilegal de armas y llevado al vulnerable centro de rehabilitación Trujillo por seis meses. Pero su situación legal se agravó cuando el Poder Judicial lo sentencia a pasar seis años de encierro en el reformatorio por el homicidio de Edwin Marrueros y Rudy Venturo. El móvil: ajuste de cuentas en El Porvenir. En este centro, que desde el año pasado ha registrado tres increíbles fugas, conviven doce adolescentes de alta peligrosidad integrantes de las más sonadas organizaciones criminales de La Libertad y enemigas entre sí a muerte. 

Aquí, ‘Gringasho’ es el líder adolescente de “Los Malditos de Río Seco” y ‘Peluca’, otro menor cuyo nombre es José Máximo, lo es de la banda “Los Pulpos”. En diciembre del año pasado, Peluca y sus compinches se fugaron de este centro con armas de fuego y por la puerta principal. Antes de fugarse,’ Peluca’ buscó a ‘Gringasho’, lo persiguió a punta de balazos, pero no pudo matarlo. Según el abogado de ‘Gringasho’, el motivo sería el liderazgo entre los muchachos de su edad. Peluca de “Los Pulpos” fue recapturado por la Policía que lo regresó al centro de rehabilitación. Entonces era el turno de Gringasho quien esperó la madrugada del último sábado para fugarse y pasar la factura de su venganza. Según las imágenes de las cámaras de seguridad de la correccional, los integrantes de la banda “Los Malditos del Río Seco” fueron hacia la habitación de “Los Pulpos” armados en busca de Peluca y dispararon a matar e hirieron a tres. A sus 17 años ha demostrado que no le interesa la rehabilitación. Todo parece indicar entonces que estaríamos frente al nuevo líder de una herencia criminal que, por cierto, pronto alcanzará la mayoría de edad.

A finales del año 2012 (31 de diciembre) participó en una fuga masiva de internos de un centro correccional de menores en el distrito limeño de San Miguel, fue recaptutado el 06 de enero del 2013, en otro distrito limeño - Santa Anita.

Se presume que al cumplir la mayoría de edad en el año 2013, será derivado a un penal de reos, debido a su alta peligrosidad y sus constantes fugas de correccionales de menores.