Breaking News

viernes, 31 de agosto de 2012

RAFAEL CASANOVA

(Moià, España, 1660-Sant Boi de Llobregat, id., 1743) Patriota catalán. Nacido en el seno de una familia acomodada de campesinos catalanes, estudió derecho en la Universidad de Barcelona, donde obtuvo el doctorado, y ejerció su profesión en esta ciudad. En 1706 fue elegido conseller tercer de Barcelona, en un momento en que Cataluña se había sublevado contra la nueva dinastía borbónica y sus presumibles intereses centralizadores, en el marco de la guerra de Sucesión española (1702-1714). 

En noviembre de 1713, asediada la ciudad por las tropas borbónicas, Casanova fue elegido conseller en cap de la ciudad. Durante el sitio y, a pesar de ser partidario de la negociación, mostró una gran dignidad y determinación, organizando, en colaboración con Villarroel, el comandante de la plaza, las milicias gremiales (regiments de la coronela) encargadas de la defensa. 

En la mañana del 11 de septiembre de 1714, cuando se produjo el asalto final de las tropas borbónicas al mando del duque de Berwick, Casanova, con la bandera de santa Eulalia, que según la tradición sólo era desplegada en el caso de que Barcelona corriese un gran peligro, se dirigió a la muralla de la ciudad para levantar el ánimo de los defensores, y allí cayó herido de gravedad. Tras la capitulación de la plaza, se le hizo pasar por muerto hasta que, en 1719, con la situación más tranquila, consiguió que le fuesen restituidos los bienes que le habían sido confiscados. Con el resurgimiento del nacionalismo catalán, la figura de Casanova se convirtió en un símbolo de la lucha por las libertades del Principado, que habían sido abolidas por el Decreto de Nueva Planta.