viernes, 21 de septiembre de 2012

REBECA MÉNDEZ JIMÉNEZ

Su historia comenzó en 1971, cuando días antes de casarse con su novio Manuel, éste se fuera a pescar y nunca regresara. 

Rebeca, el mismo día en el que estaba previsto su boda, acudió al muelle de San Blas, en Nayarit (México), y esperó a su prometido vestida incluso de blanco. 

Cuenta la gente de Nayarit, lugar donde se ubica el conocido “Muelle de San Blas” que hace aproximadamente unos 60 años, una mujer joven de alrededor de 17 años, vivía a las orillas del muelle y trabajaba en uno de los restaurantes para los marineros ubicado en dicho lugar.

 Un día, llego un marinero extranjero de unos 20 años de edad, que trabaja en uno de los embarques de atún y salmón del muelle y conoció a esta jovencita, los dos vivieron un tórrido romance un tiempo, mientras el permaneció en el lugar, antes de zarpar hacia su viaje rumbo al norte de las aguas del pacifico. El marinero prometió a la joven volver un día y casarse con ella. Ella bañada en lagrimas le juro por el mar que lo esperaría para casarse, ya que era su primer amor y estaba verdaderamente loca por el, por lo cual, cada domingo acudía al muelle de San Blas a esperarlo… pero su espera parecía ser eterna, ya que ningún barco a su amor le devolvía. Pasaron muchos años, y ella siempre estaba en el muelle esperando muchas tardes a aquel marinero que la había enamorado locamente y que iba a regresar por ella para casarse.

Pero esas esperas no fueron en balde, ya que la tristeza, la desesperación, la nostalgia y la soledad la fueron atrapando hasta el punto de enloquecerla… tanto fue así, que empezó a acudir al muelle vestida de novia y con un ramo de flores en las manos para esperar a su amado… mucha gente la veía y le llamaba la atención verla así, algunos la ignoraban, pero no falto el atrevido que le preguntara que porque estaba vestida de novia, a lo que ella respondía: “ Mi amado llega mañana y llega por el muelle…Yo le prometí esperarlo...... esperarlo con éste vestido, así me reconocerá”…. Y así fue como a partir de aquel entonces cada domingo se le veía aquella mujercita que con el paso de los años y como el tiempo no perdona, su pelo ya era blanco, su piel ya estaba endurecida y reseca por el sol, sus manos tenían marcas, ella ya había envejecido junto al mar y la gente la empezó a llamar “La loca del Muelle de San Blas”.

 Dicen que su casa, que se encontraba arriba de unas rocas junto al muelle, estaba llena de fotos de aquel marinero desaparecido, así como también conservaba parte de su vestimenta de novia, una Biblia, un rosario y todo lo que ocuparía para la boda que soñó junto a aquel amor que la trastornó. Un día, la gente al verla sola y llorar junto al muelle, pensaron que seria mejor que estuviera en un hospital para enfermos mentales, para que pudiera mitigar su dolor al salir de su locura, y así fue como una tarde del mes de abril, varias personas con trajes de médicos llegaron al muelle para trasladarla al manicomio, pero ella no lo permitió, alegando que ella pertenecía al mar, que su cuerpo y alma estaba enraizados en el mar y que nunca se separaría de el, porque ahí llegaría su amor por ella algún día y no se cansaría de esperarlo.

 Nunca se supo si el marinero realmente la abandonó o murió en unos de los viajes que hacia junto al mar. Nadie sabe si “La loca del Muelle de San Blas” tenía familia, amigos o alguna persona que se hiciera cargo de ella… nunca nadie tampoco supo como se llamaba. Se ganaba la vida barriendo las calles y pidiendo monedas a los turistas que llegaban al muelle… dicen que a cada persona que le daba algunas monedas les decía: “Mañana va a llegar, mi novio llegará al muelle y nos vamos a casar”. Mucha gente no entendía de que se trataban aquellas frases y solían ignorarlas, pero algunos otros le preguntaban que era lo que quería decir con eso y ella les contaba toda su historia y decía que era lo único que tenía grabado en la mente, que había olvidado todo hasta su nombre pero que nunca olvidaría algo y que por eso lo repetía constantemente : “Voy a esperar a mi amado, voy a cumplirle la promesa que le hice junto al mar, llevo este vestido para que me reconozca y aquí estaré siempre sola con mi espíritu en el Muelle de San Blas”.

Allí lo esperó durante años hasta que murió el miércoles 19 de setiembre del 2012 a la edad de 63 años. Según informa el diario «El Universal», Rebeca padecía trastornos mentales, y su familia esparcirá sus cenizas en el mar desde el propio muelle de San Blas, tal y como era su deseo.

27 comentarios:

  1. La gente que no a amado de verdad jàmas sabrà lo que se siente, cuando un amor es imposible o se pierde asi sin dejar rastro, es lo mas doloroso que puede haber. lo que no sabia es que una se podria volver loca amando de esa manera a un ùnico amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ANONIMO
      estoy muy de acuerdo contigo. Yo perdi en un accidente de carros a mi novio 2 meses antes de la bode

      Eliminar
  2. A MI ME PASO LO MISMO SENTIA Q ENLOQUECIA AL NO SABER NADA DE LA PERSONA Q AMABA DE LO UNICO Q YO ME ACORDABA ERA DE LA PROMESA Q EL ME HABIA HECHO Q REGRESARIA POR MII Y Q NUNCA NADA NI NADIE NOS SEPARARIA....

    ResponderEliminar
  3. me paso lo mismo pero yo no me volvi loca apesar de que estube apunto de hacerlo de volverme loca sali adelante y me volvi a enamorar de el hombre un hombre maravilloso ahora soy madre y soy muy feliz a su lado .. LA VIDA SIGUE DEBE CONTINUAR APESAR DE LAS ADVERSIDADES HAY QUE SER VALIENTES Y ENFRENTAR LO QUE VENGA ES EL EJEMPLO QUE NOS DEJO NUESTRO SR JESUCRISTO ANIMO..

    ResponderEliminar
  4. y de aqui una de las canciones de mana, linda y triste historia.

    ResponderEliminar
  5. Que incongruentes son, que pena. Ponen su nombre y después dicen que nunca nadie supo como se llamaba, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el nombre que no SE supo era el del marinero por Dios lean

      Eliminar
  6. Es verdad!! ahi dice que no se supo el nombre de la mujer. Tambien dice: -Nadie sabe si “La loca del Muelle de San Blas” tenía familia, amigos o alguna persona que se hiciera cargo de ella-. Y al final dice - Rebeca padecía trastornos mentales, y su familia esparcirá sus cenizas en el mar desde el propio muelle de San Blas, tal y como era su deseo-. WTF?.

    ResponderEliminar
  7. ESO ES VERDADERO AMOR, TENER QUE SUFRIR Y ESPERAR PARA QUE EL TIEMPO PASE Y ELLOS REGRESEN. AUN SIGO ESPERANDO SU LLEMADA, LOS QUE SABEN AMAR COMPRENDERAN.
    YENG.

    ResponderEliminar
  8. armando se llamaba armando

    ResponderEliminar
  9. no se llamaba manuel aunque los historiadores dicen que se llamaba ladislao

    ResponderEliminar
  10. simplemente una jodida loca y asta le asen tributo y por si fuera poco este jodo grupo mierdero llamado MANA asta una melodia le compuso no mamen DEJEN DE ACER PENDEJADAS COCHINA HUMANIDAD POR ESO NO MUY TARDE LES CARGARA SU CHINGADA MADRE A TODOS CARAJO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. osea tu que tu no sabes lo que es el amor okay si no no estatias diciendo tanntas estupideses

      Eliminar
    2. aparte de idiota eres BRUTO astas como tu lo escribes es con "h" hasta asi se escribe no comentes si no sabes nada de lo que escribes

      Eliminar
  11. La historia no me cierra... se contradice constante mente, como que no tenia familiares que no se sabia su nombre, y al final dice que los familiares arrojaron sus cenizas al mar... da para pensar.

    ResponderEliminar
  12. Sea cierto o falso, bonita historia.estaba loca o fue fiel a sus sentimientos?

    ResponderEliminar
  13. muerio el 16 de septiembre del 2012, no 19.

    ResponderEliminar
  14. a mi me importa puro chile,la historia es que existio esta mujer se llamara cleopatra o dalila,fue una hitoria real,y hay que respetar su final

    ResponderEliminar
  15. esta historia es de esas que con solo escuchar te pone lis pelis de punta. Menuda tristeza tuvo k sentir esta mujer

    ResponderEliminar
  16. muy linda historia se que son pocas las mujeres que esperan a su amado por que la mayoría son unas golfas esta señora o loca es de admirar la verdad me gusto mucho la historia

    ResponderEliminar
  17. es impresionante como las personas vivimos y luchamos por lo que queremos. es muy bueno escuchar historias que hagan reflexionar. Adelmo Guadalupe Vega.

    ResponderEliminar
  18. Entiendo a rebeka xq tmb me pazho lo mizmo,mi nvio al q amo much me djo zin djar raztroz,ze marcho kuand me avia prometid vivir kmg.yo lez juro kazi enlokecii.me moria d. Trizteza i dolor.n keria kmer ni zalir a la kaye zolament ztb enzerrada en mi kaza zperand x zi el regrezab. .zoy muy joven i azi lo zpere a el .no intent reazer mi vida cn nadie azta q el regrezo.azi pud darm kuent q lo amo dmaziad.hoy ztamz juntoz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow tu eres la segunda rebeca mendez gimenez

      Eliminar
  19. DIOS MIO QUE HISTORIA YO ME ENAMORE EN 1997 HOY TENGO 29 AÑOS ....ESTA HISTORIA ME HIZO SENTIR UN NUDO EN LA GARGANTA

    ResponderEliminar
  20. Sin palabras... hay seres no sólo humanos que son fieles a sus sentimientos hasta su muerte. Este caso es uno de ellos y bastante triste.

    ResponderEliminar