Breaking News

viernes, 5 de octubre de 2012

YOANI SANCHEZ

Yoani Sánchez (La Habana, 4 de septiembre de 1975) es una filóloga y periodista cubana, residente en La Habana, que ha alcanzado notoriedad mundial por su blog Generación Y, desde donde hace una descripción crítica de la realidad de su país, a pesar del acoso del gobierno de Raúl Castro. Generación Y, cuyo acceso estuvo bloqueado en Cuba, es el blog cubano con más seguidores: traducido a diecisiete idiomas por un equipo de voluntarios, llega a tener más de catorce millones de accesos al mes e inspira miles de comentarios. 

 Ella y su página personal han sido galardonados con numerosos premios y distinciones: el diario español El País le concedió en 2008 el Premio Ortega y Gasset de periodismo, en el apartado de periodismo digital; la revista Time la seleccionó en 2008 entre las cien personas más influyentes del mundo; Generación Y fue elegido por Time y la cadena norteamericana CNN entre los veinticinco mejores blogs del mundo; asimismo, Generación Y recibió el premio del jurado al mejor blog en el concurso The BOBs de la Deutsche Welle; además, ha sido la primera bloguera en ganar uno de los prestigiosos premios de periodismo Maria Moors Cabot, en 2009. Sánchez defiende que en Cuba son necesarios ciertos cambios políticos y económicos para que sus ciudadanos puedan disponer de mayor bienestar material y alcanzar la realización personal. También destaca por su actividad en la promoción de la blogosfera alternativa cubana y por su denuncia de la violación de los Derechos Humanos en Cuba. 

Su blog ha sido elogiado por diversos líderes mundiales, como el presidente estadounidense Barack Obama. Organizaciones de derechos humanos y defensoras de la libertad de prensa para periodisats, así como el gobierno estadounidense e italiano, criticaron hoy duramente la detención de la bloguera cubana Yoani Sánchez y reclamaron su liberación inmediata, así como la de las otras dos personas que la acompañaban. Sánchez, su esposo Reinaldo Escobar y una tercera persona identificada como el también bloguero Agustín Díaz permanecían retenidos este viernes en una comisaría de Bayamo, en el este de Cuba, confirmó el abogado Björn Arp, que está siendo informado desde la isla sobre su paradero. 

 Los tres fueron retenidos la víspera cuando se dirigían a Bayamo para asistir este viernes al juicio contra el político español Ángel Carromero, acusado de la muerte en accidente de tráfico del conocido disidente Oswaldo Payá, impulsor del “Proyecto Varela”. El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) condenó hoy la detención de Sánchez y sus dos acompañantes y reclamó su “liberación inmediata” e “incondicional”. “El arresto de estos periodistas indica claramente que el gobierno cubano continúa su práctica de castigar el periodismo independiente”, sostuvo el coordinador para las Américas del CPJ, Carlos Lauría. Para el asesor especial de Amnistía Internacional (AI) Javier Zúñiga, estas últimas detenciones antes del juicio de Carromero forman parte de la “cadena de acoso que Yoani Sánchez y otros disidentes han sufrido de manos de las autoridades cubanas”. 

Detención 
La Sociedad Interamericana de Prensa condenó el 05 de octubre del 2012 la detención en Cuba de la bloguera crítica y otras dos personas y pidió a las autoridades de la isla la “inmediata liberación” de los tres.  

El portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner, dijo que el gobierno estadounidense está “muy preocupado” por el “uso repetido” por parte del gobierno cubano de la “detención arbitraria para silenciar a críticos, desbaratar reuniones pacíficas e impedir el periodismo independiente”. “Está muy claro que las condiciones de los derechos humanos en Cuba siguen siendo pobres”, sostuvo Toner, para quien el gobierno de La Habana “siguen limitando libertades fundamentales como la de expresión, entre otros de miembros de la prensa”. 

Asimismo, el ministro de Asuntos Exteriores italiano, Giulio Terzi, manifestó hoy que la detención de Sánchez y su esposo “suscita preocupación”, y expresó su deseo de que “el episodio pueda resolverse de forma rápida con la liberación” de ambos. Terzi señaló que comparte los “sentimientos de solidaridad que la noticia ha suscitado en la sociedad civil italiana” y explicó que ha pedido a la embajada italiana en La Habana que “siga de cerca la evolución del caso”. Asimismo, el jefe de la diplomacia italiana afirmó que “he dado instrucciones para que se cumplan los pasos oportunos en Bruselas a fin de que la Unión Europea (UE) eleve su nivel de atención y evalúe posibles iniciativas en el marco de la acción llevada a cabo en el ámbito del respeto de los Derechos Humanos en Cuba”.