Breaking News

jueves, 16 de mayo de 2013

SANTIAGO ENRIQUE MARTIN RIVAS

Natural de la ciudad de Trujillo en el Perú el 04 de de noviembre de 1957, hijo de Santiago y Esther, es un militar retirado con el grado de Mayor del Ejercito peruano, 

JEFE DEL CRIMEN
Este militar fue capturado el 19 de noviembre del 2002 en una vivienda de San Miguel en Lima Perú, fue hallado junto al periodista Umberto Jara que horas despues fue liberado ya que logró demostrar que el se encontraba allí para hacerle una entrevista.

El asesinato de la agente del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE) Mariella Barreto Riofano, en marzo de 1997, no quedaría impune. La fiscal superior Delia Espinoza solicitó la máxima pena de cadena perpetua para los que planificaron, organizaron y ejecutaron el secuestro, tortura, asesinato y posterior descuartizamiento de su cuerpo.


La acusación fiscal y pedido de cadena perpetua alcanza a Vladimiro Montesinos, como jefe de facto del Servicio de Inteligencia Nacional, y el general Nicolás Hermoza Ríos, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

Igualmente, Juan Yanqui Cervantes, director de Inteligencia del Ejército, Carlos Sánchez Noriega, jefe del SIE, José Salinas Zuzunaga, jefe de Contrainteligencia del SIE; y los integrantes del grupo Colina: Santiago Martin Rivas, Jesús Sosa Saavedra, Wilmer Yarlequé Ordinola y José Alarcón Gonzales.

PLAN TIGRE 96 
De acuerdo con la acusación fiscal, presentada la semana pasada a la Cuarta Sala Penal Liquidadora Anticorrupción, Mariella Barreto fue asesinada durante el desarrollo del plan operativo "Tigre 96", elaborado por Montesinos, con conocimiento del ex presidente Alberto Fujimori.

La fiscal Mendoza enfatizó que dicho plan operativo tenía como finalidad eliminar a las personas que estaban filtrando información a la prensa sobre los casos Barrios Altos y La Cantuta, lo que que ponía en riesgo la "perpetuidad" del gobierno de Alberto Fujimori.

De acuerdo con los testimonios de diversos agentes de inteligencia, Barreto fue secuestrada el 22 de marzo de 1997, cerca del Daytona Park, lugar al que acudió para buscar un trabajo extra.
Luego, habría sido trasladada a los sótanos del  SIE, donde la golpearon y le realizaron cortes superficiales en el cuerpo, que le produjo la pérdida de abundante sangre.

Se sabe que apenas murió fue descuartizada por una o más personas con conocimientos de anatomía y el uso de instrumentos quirúrgicos.

Los restos de la agente del SIE fueron dejados en dos sacos de yute, al mediodía del 23 de marzo de 1997, a la altura del kilómetro 25 de la carretera Lima-Canta. La cabeza, las manos y la parte superior y media del cuello hasta hoy no han sido encontrados.

La fiscal sustenta el pedido de cadena perpetua para los presuntos asesinos de Mariella Barreto de acuerdo con el artículo 152° del Código Penal que prevé aplicar la máxima pena por la muerte de una persona víctima de secuestro.

El Poder Judicial debe programar en las próximas semanas la audiencia de control de acusación e iniciar el juicio respectivo.

LES DARÍAN LA PENA MÁS ALTA
De concretarse el pedido de la fiscal superior Delia Espinoza sería la máxima pena que reciban Vladimiro Montesinos, Nicolás Hermoza Ríos y el jefe del destacamento Colina, Santiago Martin Rivas, por violación de derechos humanos.

La máxima pena que ellos han recibido hasta ahora, en los múltiples casos en los que han sido involucrados, es de 25 años por los casos Barrios Altos, Pedro Yauri y El Santa, una condena que la  Suprema pretendió reducir a 22 años, por lo que podrían estar libres muy pronto. La cadena perpetua lo evitaría.