Breaking News

martes, 23 de julio de 2013

ENRIQUE II DE TRASTÁMARA

Llamado el Bastardo  (Sevilla, 1334-Santo Domingo de la Calzada, actual España, 1379) Rey de Castilla (1369-1379). Hijo bastardo de Alfonso XI y de Leonor de Guzmán, enemistado con su hermanastro Pedro I el Cruel, se exilió en Francia, donde recabó el apoyo de la Corona francesa, de Pedro el Ceremonioso de Aragón y el de otros nobles castellanos descontentos con Pedro. 

Tras sufrir una derrota en Nájera, en 1367, a manos del aliado de su hermanastro, el Príncipe Negro, consiguió imponerse en la lucha gracias a las «compañías blancas» de Beltrán de Guesclin. Con Pedro asesinado en Montiel en 1369, Enrique se convirtió en el nuevo rey de Castilla, para lo que tuvo que recompensar ampliamente a la nobleza que había luchado a su lado, al tiempo que protegía a los judíos, a los cuales había atacado inicialmente, como elemento propagandístico, ya que necesitaba de sus servicios.