Breaking News

martes, 23 de julio de 2013

ENRIQUE IV

 (Pau, Francia, 1553-París, 1610) Rey de Navarra (1562-1610) y rey de Francia (1589-1610). Hijo de Antonio de Borbón y de Juana de Albret, se puso del lado de los hugonotes en las guerras de religión que asolaron Francia. Casado con Margarita de Valois, para promover la reconciliación del reino se vio forzado a abjurar del protestantismo tras la Noche de San Bartolomé, pero, después de huir de la corte de los Valois, volvió a la religión reformada. 

A la muerte de Enrique III, el último monarca Valois, se convirtió en el heredero de la Corona francesa, para lo que tuvo que abrazar de nuevo la religión católica. Esto, unido a su creciente prestigio, hizo que fuese aceptado por el pueblo, indignado por la intervención española, en apoyo de la ultracatólica Liga, en los conflictos internos de Francia. De esta manera logró imponerse a la oposición interior y unir al reino en la guerra contra España. Tras la paz de Vervins, con la situación restablecida, Enrique IV se dedicó a recuperar la paz interna mediante una política de tolerancia religiosa.