Breaking News

jueves, 25 de julio de 2013

LEOPOLDO DE GREGORIO, MARQUÉS DE ESQUILACHE

(Mesina, Italia, 1700-Venecia, 1785) Político siciliano al servicio de España. Sus orígenes familiares son inciertos. En 1742 se hizo cargo del asiento general de víveres para el ejército del monarca de Nápoles, Carlos VII (más tarde rey de España como Carlos III). En 1746 fue nombrado director general de Aduanas, e inició una carrera meteórica que le deparó los secretariados de Hacienda, de Guerra, Marina y Comercio. 

Ya en España, con la subida al trono de Carlos III, en 1759, sustiyó al conde de Valparaíso como secretario de Hacienda. Continuó progresando en su carrera (secretaría de Guerra, de Gracia y Justicia interinamente) hasta convertirse en uno de los políticos más influyentes. Su actuación se caracterizó por su reformismo, con medidas regalistas encaminadas a gravar impositivamente los bienes eclesiásticos, y por una política económica liberalizadora. 

Realizó algunas reformas en el ejército y dio un gran impulso a la urbanización de Madrid. Todas estas medidas concitaron contra él el odio de la aristocracia, el clero y los cinco gremios mayores de Madrid. Por otra parte, su condición de extranjero y la ostentación de su esposa, unida a los rumores de enriquecimiento ilícito, hicieron que su persona fuese muy mal vista por el pueblo de Madrid. Este encono generalizado hacia el ministro finalizó en lo que se conoce como motín de Esquilache (marzo de 1766). El rey no tuvo otra opción que su cese, y días después Esquilache embarcaba en el puerto de Cartagena con rumbo a Nápoles. Tras su rehabilitación posterior, ejerció el cargo de embajador en Nápoles.