Breaking News

domingo, 7 de julio de 2013

THALÍA

Ariadna Thalía Sodi Miranda nació el 26 de agosto de 1971 convirtiéndose en la más pequeña de cinco hijas de Ernesto Sodi Pallares y de Yolanda Miranda Mange. Desde muy pequeña estuvo rodeada de un estímulo artístico al tomar clases de ballet, piano, actuación y música, además de acompañar a su hermana mayor, Laura Zapata a algunas obras de teatro en las que participaba.

En 1981 se integró a la banda infantil Din-Din y tres años más tarde es invitada a participar en la versión en teatro de “Vaselina” junto a los integrantes de Timbiriche, para dos años más tarde integrarse al proyecto musical con un éxito rotundo.

Su incursión a las telenovelas se da cuando la productora Carla Estrada descubre su potencial y carisma otorgándole un pequeño papel en “Pobre señorita Limantour”. El trabajo que desempeñó complació tanto a la productora que ofreció a Thalía co-protagonizar junto a Adela Noriega “Quinceañera”.

Su ambición, pronto la lleva a una plática con el Sr. Emilio Azcárraga, quien la presentaría con el productor discográfico Alfredo Díaz  Ordaz para lanzar su primer álbum en solitario. En 1991 viaja España y se convierte en la co-presentadora de “Big noche”, conquistando a toda a una nación, para seis meses después  recibir la propuesta para la trilogía en televisión “María Mercedes”,  “Marimar”  y “María la del barrio” con éxito en más de 100 países, otras producciones incluyen “Rosalinda” y “Luz y sombra”.

En 1997 se estrena en Hollywood cuando interpreta el tema de “Anastasia” en inglés, portugués y español y un año más tarde se estrena “Mambo café” una comedia totalmente rodada en inglés.

En abril de 2001 Thalía gana el premio estrella del Billboard latino por los logros de su trayectoria y en octubre de ese mismo año se une a un electo de más de 80 artistas latinos para cantar “El último adiós” en respuesta a los trágicos sucesos del 11 de septiembre.

Su música es escuchada en todo el mundo y es una de las latinas que más ha brillado por su talento en el ámbito internacional y sus canciones se han convertido en clásicos de la música en español.
Su trayecto en el cine, la música, la televisión y los negocios la convierten en una de las artistas más versátiles y arriesgadas del medio.

Vida personal

Matrimonio y relación familiar
Cuando Thalía se integró a Timbiriche, uno de sus primeros novios fue Diego Schoening, también integrante de la banda. Igualmente, en esa época se le relacionó sentimentalmente con Benny Ibarra y Erik Rubín, los miembros restantes de la agrupación. En 1989 conoció a Alfredo Díaz Ordaz, hijo del expresidente de México Gustavo Díaz Ordaz, con quien comenzó un noviazgo que duró cuatro años. Díaz Ordaz fungió como representante de la artista y produjo sus primeros dos discos como solista, Thalía y Mundo de cristal. Sin embargo él murió en 1993 de hepatitis C justo cuando Thalía grababa la telenovela Marimar. La cantante ha reconocido que este fue «un duro golpe para ella», y afirmó en alguna ocasión que inclusive le había entregado el anillo de compromiso.

Posteriormente mantuvo noviazgo con el actor Fernando Colunga, con quien protagonizó la telenovela María la del barrio en 1995. Colunga luego reconoció que haber sido novio de Thalía fue la peor experiencia amorosa que ha tenido en su vida: «sí, fue una mala experiencia, porque el amor lo disfrutas con tu pareja, no lo quieres disfrutar con 800 mil personas que ni entienden tu relación». Tras esto, Thalía comenzó a salir con Jaime Camil, que en ese entonces aún no incursionaba en la actuación. De hecho, Camil confesó en una entrevista en 2010 que Thalía lo había alentado a hablar con su padre respecto a su carrera en la actuación, ya que el padre de Camil prefería que él estudiara administración. Más tarde, la prensa relacionó a Thalía con Rodrigo Vidal y Luis Miguel.

«Todas las mujeres de mi familia siempre se han sentido atraídas por hombres mayores. Mi papá era veinte años mayor que mi mamá. Todas mis hermanas, las cuatro, están casadas con hombres mucho mayores que ellas. Mi antiguo novio [en referencia a Díaz Ordaz] tenía también veinte años más que yo. Cuando vi a Tommy me encantó por su look, por su mirada, su forma de platicar. Me gustó su seguridad. Fue como encontrar el complemento perfecto».

En plena filmación de la telenovela Rosalinda Thalía conoció a el entonces presidente de la disquera Sony Music, Tommy Mottola. «Me lo presentó Emilio Estefan, fue durante una cena, estaba grabando aquí en México Rosalinda y fui a Miami un fin de semana a una reunión de amigos, lo conocí y quedamos impresionados» señaló Thalía. El 2 de diciembre de 2000, Thalía y Mottola contrajeron matrimonio en la Catedral de San Patricio de Nueva York. Para el directivo estadounidense se trataba de su tercer matrimonio. Al evento acudieron varios cantantes y actores, entre ellos Bruce Springsteen, Robert De Niro, Juan Gabriel, Julio Iglesias, Michael Jackson y Jennifer López, entre otros; mientras que Emilio Estefan fue el padrino de la boda. La boda recibió gran atención mediática a nivel internacional y, se le consideró el evento de ese año. Durante la ceremonia, Thalía utilizó un icónico vestido de novia que pesaba unos 70 kilos; no obstante, el peso del vestido sobre Thalía se distribuía con los 17 metros de la cola. Finalmente, según estiman diferentes medios como lo es la revista Time o el sitio web Allmusic, la boda costó unos tres millones de dólares estadounidenses. Poco después Thalía confirmó en una entrevista: «estoy viviendo mi propio cuento de hadas. La felicidad sí existe. Yo soy plenamente feliz al lado de Tommy y me caso enamoradísima. El adora a mi familia y me trata como una reina. ¿Qué más puedo pedirle a la vida?». El 7 de octubre de 2007 el matrimonio tuvo su primera hija a la que llamaron Sabrina Sakaë,1 y el 25 de junio de 2011 nació su segundo hijo, Matthew Alejandro. De acuerdo con una estadística de Babycenter.com en ese mismo año, el nombre de su segundo hijo, «Matthew Alejandro», ha servido de referente para familias latinas asentadas en EE.UU. que han llamado así a sus hijos.

Por otra parte, la relación de Thalía con sus hermanas Laura Zapata y Ernestina Sodi se tornó problemática tras el secuestro de estas últimas en septiembre de 2002. Ernestina Sodi dio a conocer en su libro Líbranos del mal que Thalía había sido quien pagó el rescate por ambas para su liberación. Tras este acontecimiento, el trío de hermanas mantuvo disputas acerca del secuestro, lo cual al final provocó el distanciamiento entre Thalía y Laura Zapata. De acuerdo con Julio Alejandro Quijano, editor de El Universal de México, el secuestro de sus hermanas ancló la carrera de Thalía. En su libro Cada día más fuerte, Thalía apuntó que se había sentido culpable por el secuestro de sus hermanas debido a que no residía en México cuando eso aconteció, y añadió: «un suceso de esta magnitud provoca daños internos en la relación estructural de la familia que vive este traumático evento, y cada cual lo procesa a su manera». En cuanto a sus padres, él falleció cuando Thalía era muy pequeña aún. Desde entonces, la relación entre Thalía y su madre, Yolanda Miranda Mange, fue estrecha; Univisión la catalogó como «la más afectuosa e indivisible del espectáculo».

El 27 de mayo de 2011, Yolanda Miranda falleció y Thalía comentó al respecto: «hoy ha muerto la mitad de mi alma. Siento que muero lentamente... Gracias por sus oraciones para mi guerrera, para mi madre». De acuerdo con Univision, la familia de Thalía es una de las «Familias más poderosas del espectáculo».