Breaking News

viernes, 9 de agosto de 2013

EDDIE PÉREZ LÓPEZ

Eddie Pérez, en tanto, es una de las figuras más relevantes en la historia de la música popular puertorriqueña moderna.

Su paso por el Combo de Rafael Cortijo, temprano en la década de 1950, y su participación en El Gran Combo de Puerto Rico, desde 1962, lo erigen como una leyenda de la música nacional, cómplice en la hazaña de armar los proyectos más importantes en la evolución de nuestra sonoridad urbana.

Natural de Santurce, donde nació el 2 de septiembre de 1935, el artista inició su formación musical en 1947 cuando ingresó a la Escuela Libre de Música, donde comenzó a curtirse en las técnicas de ejecución en una clase a la que también asistía el líder independentista Filiberto Ojeda Ríos.

Tres años más tarde comenzó sus pinitos participando de las bandas de los hijos de César Concepción y Roberto Cole, en las que tocó el saxofón barítono. Aunque se trató de una experiencia efímera, esta oportunidad le sirvió para familiarizarse con el repertorio nacional en tiempo de bolero, guaracha, danzón, guaguancó y danza que gozaba de popularidad en esa época.

Mas fue en 1952 cuando logró su primera participación formal en un grupo al ser reclutado por el músico Carlos Acosta para que fungiera como tercer alto de la banda, que entonces amenizaba los bailes del club El Escambrón.

Paralelo a su participación en el grupo de Carlos Acosta, el entonces neófito músico organizó una agrupación musical en su escuela que se conoció como la Orquesta Centralina y que incluyó a jóvenes talentosos de la Escuela Superior Central de Santurce de la clase graduada de 1953.

Poco después se integró a la plantilla musical de la orquesta de Carlos Acosta y meses más tarde fue invitado a formar parte de la agrupación de Milton Maldonado, que entonces amenizaba las veladas en el club nocturno El Caribe, en el muelle uno del sector Puerta de Tierra, en San Juan.

Fue una oportunidad que le permitió destacar su sapiencia en la ejecución del saxofón y que, en términos laborales, le derivó un salario de 25 dólares semanales, trabajando los siete días.

En la orquesta de Milton Maldonado permaneció por espacio de seis meses, hasta que una noche, en medio de una de sus presentaciones, fue a buscarlo el percusionista Rafael Cortijo, quien lo invitó a formar parte de una nueva agrupación que tendría como base la tarima del recordado club La Riviera, en San Juan.

Corría el año 1954 y, a partir de entonces, “La Bala” se convirtió en protagonista del momento más significativo en la evolución de nuestra música al integrar el recordado Combo de Cortijo, donde permaneció hasta 1962.

Luego, el 26 de mayo de 1962, se sumó a la creación de El Gran Combo de Puerto Rico junto a su colega Rafael Ithier y sus colegas Quito Vélez, Martin Quiñones, Miguel Cruz, Héctor Santos, Milton Correa, Daniel “Maninín” Vázquez, Micky Dúchense, Roberto Roena, Chiqui Rivera y Pellín Rodríguez.

A partir de entonces, su figura destacó por su gracia y buen sentido del humor. Asimismo, se distinguió por la chispa que destiló en cada movimiento rítmico que hacía al tocar el saxofón, en su peculiar estilo para anunciar los tiempos en cada interpretación lanzando besos al aire y en la forma singular en que entonaba los coros, con una voz de falsete mágica que se convirtió en uno de los principales distintivos de la agrupación.

El Gran Combo de Puerto Rico se fundó en el 1962 por Ithier, Pérez y Roberto Roena luego de que el trío de músicos rompieran con el grupo de Rafael Cortijo y su Combo con el cual estuvieron ocho años. Ese mismo año, el grupo produjo su primer álbum "Menéame los mangos", en el que colaboró el cantante dominicano Joseíto Mateo, y así comenzó una era que ha recorrido el mundo entero.

Pérez era conocido también por mover sus hombros abruptamente mientras toca el saxofón, acto que a muchas personas les parece curioso y gracioso. Explicó que los movimientos bruscos de sus hombros los inició cuando, en una ocasión, se la rompió la correa donde aguanta el saxofón y le puso uno de plástico, pero actuando como si le molestara, comenzó a mover su cuerpo, por lo que siguió haciéndolo. Pérez contó que su apodo de "La bala" provenía por una persona que lo bautizó de esa manera porque alguien vio que corría velozmente cuando pequeño.El saxofonista puertorriqueño Eddie ‘la bala’ Pérez, miembro fundador de la legendaria orquesta de salsa El Gran Combo de Puerto Rico, falleció hoy debido a problemas de salud, confirmó la agrupación en un comunicado de prensa. "Al pueblo de Puerto Rico y al mundo de la salsa: Hoy en la mañana, Eddie Pérez López, 'la Bala', pasó a mejor vida", resaltó el comunicado que publicó la página oficial El Gran Combo en la red social de Facebook.
"Eddie, miembro fundador del Gran Combo de Puerto Rico, descansa en presencia de Nuestro Señor, luego de haber batallado como un guerrero sus condiciones médicas", agregó el texto. El comunicado resalta, además, que el saxofón fue el instrumento que llevó a Pérez "a viajar el mundo entero representando a su pueblo y su bandera" por más de 58 años en El Gran Combo y el Combo de Rafael Cortijo. "Pero más allá de su trayectoria profesional, la más grande huella que deja tras su partida se resume en dos palabras: humildad y fidelidad", añadió el texto de "el negrillo de su padre Don Mariano y el nene de su madre, Doña Luisa".
Pérez convalecía en un hospital de San Juan por motivos de salud que se le complicaron luego de que su pierna derecha le fuera amputada por problemas de la diabetes y circulación en la sangre. Luego de su intervención quirúrgica, el músico demandó a varios miembros de El Gran Combo de Puerto Rico, incluyendo a su eterno amigo y cofundador del grupo, Rafael Ithier, por, según él, despedirlo injustamente. Ithier, no obstante, desmintió en enero pasado el despido de Pérez, luego de que le contara a la prensa que había recibido una carta que interpretó como el fin de su relación laboral con la orquesta.
Ithier contó también en aquel entonces que en varias presentaciones Pérez se tenía que sentar debido a que se cansaba y que hasta en un concierto en Perú tuvo que ser hospitalizado. "Todos los que conocen a El Gran Combo y a Eddie Pérez hemos notado que su salud se ha ido deteriorando poco a poco. Yo, que he estado 50 años con él, lo he notado. Todos hemos visto su deterioro de salud", relató a principios de este año.
Una de las últimas comparecencias públicas que hizo Pérez fue en noviembre del año pasado cuando se subió a la tarima donde el Gran Combo celebraría sus 50 años de carrera en concierto en el Coliseo de Puerto Rico José M. Agrelot de San Juan.
En una entrevista con la agencia de noticias Efe en diciembre pasado en su residencia, Pérez contó que comenzó en la música tocando flauta, pero no le gustó, por lo que pasó a soplar el clarinete, aunque se decidió finalmente por el saxofón porque le era más fácil de tocar. El músico inició a hacer su camino como saxofonista siendo estudiante adelantado de la orquesta de estudiantes y maestros de la Escuela Libre de Música de San Juan y después en orquestas locales.