Breaking News

sábado, 10 de agosto de 2013

EL CHAVO

El Chavo o El Chavo del 8 es un personaje de ficción y el protagonista principal en la serie de su mismo nombre. Es interpretado por Roberto Gómez Bolaños, a pesar de la evidente diferencia de edad entre el actor y el personaje, y en la serie animada su voz es interpretada por Jesús Guzmán. "Chavo" significa "niño" en el lenguaje coloquial mexicano, su nombre verdadero es desconocido. 

Es muy entusiasta, creativo y bienintencionado, aunque también muy inocente, razón por la cual otros niños se aprovechan de él. No es muy brillante y es un tanto torpe. Se dice que llegó a la vecindad a los 4 años de edad y aparentemente vive en el apartamento #8, pero no se sabe con quién exactamente pero se dice que una anciana lo cuidó en su apartamento hasta que esta falleció.

Vestuario
El Chavo utiliza una gorra verde a cuadros con visera y orejeras, una camiseta remendada blanca con rayas horizontales color café, un pantalón café sostenido por dos tirantes rojos sobre su hombro izquierdo,y unos zapatos que le regaló Don Ramón negros con cordones amarillos y los ojos de color 

Aunque durante los primeros episodios se le podía ver vestido con unos pantalones color celeste o amarillo y en algunas oportunidades se le ha visto con camisetas blancas o amarillas, y hasta con una camiseta con la figura de El Chapulín Colorado, quién es su ídolo, y en la versión animada lo mismo, excepto los zapatos y el pantalón es naranja y los zapatos cafés.

Personalidad
El Chavo es un niño pobre y mal alimentado que pasa la mayor parte del tiempo en un barril ubicado en el patio delantero de una vecindad mexicana de clase media-baja propiedad del Señor Barriga. En un principio se le llamó "El Chavo del Ocho" porque esta serie se transmitía en el canal 8 de la TV mexicana, pero cuando el programa se empezó a transmitir en otro canal debido a su popularidad se planteó en la trama que el "Ocho" era debido a que vivía en el apartamento #8, aunque no se sabe su verdadero nombre ni con quien vive ya que cada vez que le preguntan cual es su verdadero nombre o con quien vive, alguien le interrumpe (en especial Quico).

En la vecindad se la pasa jugando con Quico, la Chilindrina, La Popis, Ñoño, Godinez, y otros niños, con quienes experimenta en forma frecuente conflictos típicos de los infantes que generalmente terminan en pleitos y se resuelven de manera hilarante a veces con la intervención de los demás personajes, aunque al final prevalece el sentimiento de amistad entre él y sus vecinos.

Si bien es cierto el Chavo es torpe y poco brillante, en algunas ocasiones tiene salidas muy ingeniosas y cómicas, se gana la vida haciendo mandados, a veces reciclando latas y botellas vacías, ahorrando dinero de su alcancía para la cruz roja, navidad, fin de año, los santos reyes (según él), vendiendo periódicos y revistas, aguas frescas (jugos de fruta), trabajando de bolero (limpiabotas), de mesero y otros. Es muy honrado, aunque esto no se aplica a la comida ajena, la cual muchas veces se come cuando los dueños se descuidan.

Está muy enamorado de Patty, la sobrina de Gloria (En varios episodios originales y varias temporadas de la serie animada porque recibe besos, y aunque siente un gran aprecio hacia la Chilindrina), es muy amigo de todos, sobre todo de Don Ramón, aunque reciba golpes de él sabe que nunca lo decepcionará (como en el episodio de los churros) y lo ve como un modelo a imitar a pesar de ser consciente de sus defectos, se sabe que por lo general le gana a Quico si de pelear se trata, pero nunca ha podido golpear a Ñoño que se defiende con su estómago, incluso Godínez.

Constantemente piensa en comida, le encantan las tortas de jamón, siendo la comida el unico motivo y objeto por el cual es capaz de robar. Cuando tiene mucho miedo le da "la garrotera", un ataque que lo inmoviliza en una posición específica (de pie, un poco encorvado, con un brazo flexionado frente al pecho y el otro extendido hacia abajo, las piernas flexionadas y la cabeza mirando sobre el hombro izquierdo), casi en un estado de inconsciencia; según el Chavo explica: "Siento como si sintiera que no estuviera sintiendo nada", la única forma de lograr que vuelva en sí es mojar su cara con agua fría.

Tiene muchas frases que lo caracterizan como "Fue sin querer queriendo"; "Bueno, pero no se enoje"; "Es que no me tienen paciencia"; "Se me chispoteó", "Vas a ver a la salida" y su clásico "Eso, Eso, Eso", cuando está feliz zapatea y cuando está enojado igual, pero de una manera diferente, comúnmente juega con una escoba que intenta mantener equilibrada en el aire con el pie, crea sus juguetes de una manera sencilla usando latas, cartones y jugando yoyos, baleros y más, pero estos son opacados por los de Quico, cuando él trae la misma clase de juguete pero más moderno.