Breaking News

viernes, 9 de agosto de 2013

FELIPE IV EL HERMOSO

File:Philippe IV Le Bel.jpg(Fontainebleau, actual Francia, 1268-id., 1314) Rey de Francia (1285-1314). Felipe IV intentó desligar el poder real de las interferencias exteriores, en especial las de la Iglesia, y para ello se apoyó en sus consejeros, Nogaret, Plaisians y Flote. Para paliar la crisis financiera, procedió a devaluar la moneda e inició una agresiva política fiscal sobre las rentas eclesiásticas que lo llevó a un duro enfrentamiento con el Papa Bonifacio VIII.

Al mismo tiempo llevó a cabo una política de anexión en Flandes que se tradujo en la derrota en 1302 en la «batalla de las espuelas de oro». La muerte del papa, tras el atentado de Anagni, en 1303, y la elección del débil Clemente V, supusieron una victoria de Felipe IV, ya que el nuevo pontífice se mostró mucho más dócil a las pretensiones reales, y refrendó decisiones del monarca tales como la expulsión de los judíos, decretada en 1306, o la supresión de la Orden de los Templarios, con la consiguiente confiscación de sus bienes.