Breaking News

viernes, 9 de agosto de 2013

GABRIELE FALLOPIO

[Gabriel Fallopius] (Módena, actual Italia, 1523-Padua, id., 1562) Anatomista italiano. Estudió medicina en Ferrara, y más tarde se trasladó a Pisa (1548) y a la prestigiosa Universidad de Padua (1551), donde fue alumno de Andrea Vesalio y su sucesor en la cátedra de anatomía. Realizó innumerables disecciones de cadáveres humanos, y efectuó importantes hallazgos que publicó en la obra Observationes anatomicae (1561), uno de los tratados de anatomía más influyentes del siglo XVI. 

Entre los objetos de su estudio destacaron la naturaleza de las inflamaciones y los tumores, siendo el primero en distinguir entre «benigno» y «maligno» al referirse a estos últimos. Estudió así mismo el sistema nervioso craneal y el sistema reproductor, ámbito este último en el que descubrió los conductos que unen el ovario y el útero (y que llevan desde entonces el nombre de trompas de Falopio), amén de acuñar los términos anatómicos modernos para la vagina, la placenta, el clítoris, el paladar, etcétera. 

También fue responsable de una descripción exhaustiva de las estructuras del oído interno. Durante uno de sus numerosos viajes por Europa, llegó a sus oídos, la hipótesis de que la sífilis había sido importada por Colón de sus viajes a las Indias Occidentales, donde la enfermedad tenía un carácter mucho menos virulento, lo que le llevó a apuntar en sus escritos la noción moderna de inmunidad biológica. Secundó a Vesalio en sus críticas a los principios del anatomista griego Galeno, que habían estado vigentes durante casi dos mil años, con lo que jugó un papel fundamental en el desarrollo ulterior de la medicina renacentista, al centrar el objeto de estudio en la evidencia empírica más que en la mera asunción de principios y teorías heredados del pasado. Destacó también como botánico, hasta el punto de ejercer como director del Jardín Botánico de Padua. En el año 1584 se publicó una edición íntegra de sus obras médicas, impresa en Venecia. 

Fangio, Juan Manuel  (Balcarce, 1911-Buenos Aires, 1995) Corredor automovilístico argentino. Hijo de emigrantes italianos y de origen humilde, empezó a competir en 1938. Su población natal le subvencionó un Chevrolet de Turismo Carretera con el que ganó «los 1.000» de Argentina de 1939 y el Gran Premio del Norte, de 1940, una prueba de 9 445 km disputada en 13 etapas, con el itinerario Buenos Aires-Lima-Buenos Aires, victoria que lo lanzó al estrellato nacional. Las Temporadas Argentinas de 1948-1949 lo dieron a conocer internacionalmente, y esa misma temporada, financiado por el Automóvil Club Argentino, acudió a Europa y triunfó en San Remo, Pau, Perpiñán y Marsella, con Maserati, y en Monza, al volante de un Ferrari. Incluido por Alfa Romeo en su equipo, fue subcampeón mundial en 1950, y campeón en 1951. Víctima de un grave accidente en Monza en 1952, estuvo dos temporadas alejado de los autódromos; una vez recuperado, se proclamó campeón del Mundo en 1954 (Maserati y Mercedes), 1955 (Mercedes), 1956 (Lancia-Ferrari) y 1957 (Maserati), año en que obtuvo la que tal vez haya sido su más legendaria victoria –y la última– en el Gran Premio de Alemania, a los cuarenta y seis años de edad. Se retiró de la competición en 1958. Ha sido el único piloto que ha conseguido cinco títulos mundiales, además de lo cual ha sido el campeón del Mundo que ha ganado el título a edad más avanzada. Disputó 51 Grandes Premios puntuables, de los que ganó 24, tomó la salida en la primera línea de la parrilla en 29 y puntuó consecutivamente en 21 ocasiones, cifras y porcentajes que están muy por encima de los obtenidos por todos los rivales de su tiempo y por los pilotos de épocas siguientes, por lo que está considerado como el corredor automovilista más destacado de la segunda mitad del siglo XX. Desde su retirada de los circuitos y hasta poco antes de su fallecimiento, siguió relacionado con el deporte del motor, admirado y aplaudido por las nuevas generaciones de aficionados que no le habían visto correr.