Breaking News

lunes, 23 de septiembre de 2013

SIGMUND FREUD

(Freiberg, actual República Checa, 1856-Londres, 1939) Psiquiatra austriaco, fundador del psicoanálisis. De origen judío, su familia se trasladó a Viena, donde residió prácticamente toda su vida. En 1883 se licenció en medicina, para especializarse luego en psicopatología. Dos años más tarde obtuvo una beca para estudiar en el hospital de la Salpêtrière de París con Charcot. De regreso en su país, se estableció en una consulta privada junto con su colega y amigo Breuer, donde trataban a los pacientes neuróticos mediante la técnica de sugestión hipnótica de Charcot. Sin embargo, a partir de una primera experiencia de Breuer con una paciente con síntomas de histeria, él y Freud empezaron a interesarse por la técnica de la asociación libre, consistente en animar al paciente a hablar libremente, sin control consciente, lo que los llevó a constatar mejoras, producidas al parecer por el simple hecho de verbalizar determinados conflictos; ambos publicaron estas experiencias clínicas en Estudios sobre la histeria (1895).

 Freud estableció la hipótesis de que este material provenía del inconsciente, parcela de la psique humana habitualmente escondida o fuera del acceso de la conciencia. A diferencia de Breuer, sostuvo que la fuerza determinante en estos casos era la libido, o energía sexual, contra cuyos deseos la psique establecía defensas; del éxito o el fracaso a la hora de alcanzar un compromiso entre ambas dependía la formación de síntomas neuróticos, que no eran más que la satisfacción desviada del deseo (o «pulsión»). También consideró que el material conflictivo almacenado en el inconsciente procedía en gran medida de traumas de la infancia, más que de problemas actuales. A partir de estas intuiciones originales, y rota ya su relación con Breuer, Freud trató de fundamentar su teoría sobre un individuo «normal», es decir, él mismo, llevando a cabo su autoanálisis. La vía de acceso a su propio inconsciente fueron los sueños, que, según Freud, manifestaban un sentido tras su apariencia absurda, aunque la relativa pervivencia del control consciente obligaba a manifestarlo de modo indirecto, mediante mecanismos tales como la condensación o el desplazamiento; en los sueños se satisfacían las pulsiones inconscientes de modo alucinatorio.

 Los resultados se reflejaron en La interpretación de los sueños (1900), y en posteriores estudios Freud extendió sus análisis a los olvidos y lapsus del habla corriente, y también a los chistes. En 1905 aparecieron sus Tres ensayos sobre una teoría sexual, uno de los primeros estudios de sexología, en los que postulaba una importante actividad sexual en el niño y definía una serie de fases en su desarrollo, marcadas por diferentes zonas erotogénicas; la fase fundamental de esta evolución está marcada por un conflicto –que llamó complejo de Edipo– en el que se producen complejas relaciones de atracción y rechazo respecto a los propios padres; del éxito relativo en la superación del conflicto depende el desarrollo de una vida sexual normal, o bien, el de perversiones sexuales. 

A pesar del escándalo que provocaban sus teorías, ya a partir de 1900 se empezó a formar un grupo de investigadores y alumnos alrededor de él –que en 1908 se denominó Sociedad Psicoanalítica de Viena–, cuya vida estaría marcada por las rupturas y los cismas, en especial los de Adler y Jung. En 1916, Freud publicó Introducción al psicoanálisis, obra en la que ampliaba y clarificaba su teoría al definir el Ello, el Superyó y el Yo, entre los que se dirimía la relación entre el principio del placer y el principio de realidad, aunque más tarde superpondría en parte a estos principios el eros (principio de vida) y el thanatos (principio de muerte).

 En 1938 se refugió en Londres, huyendo de la ocupación nazi de su país, y ya gravemente afectado por un cáncer palatal que le había sido diagnosticado en el año1923.  Estudios sobre la histeria (Studie über die Hysterie, 1895) La intrepretación de los sueños (Die Traumdeutung, 1900) Psicopatología de la vida cotidiana (Zur Psychopathologie des Alltagslebens, 1904) El chiste y su relación con lo inconsciente (Der Witz und seine Beziehung zum Unbewussten, 1905) Tres ensayos sobre la teoría sexual (Drei Abhandlungen zur Sexualtheorie, 1905) Totem y tabú (Totem und Tabu, 1913) Introducción al narcisismo (Zur Einführung des Narzissmus, 1914) Introducción al psicoanálisis (Einführung in die Psychoanalyse, 1916)  Más allá del principio del placer (Jenseits des Lustprinzips, 1920) Nuevas aportaciones al psicoanálisis (Neue Folge der Vorlesungen zur Einführung in die Psychoanalyse, 1932) El yo y el ello (Das Ich un das Es, 1923).  «Estamos progresando. En la Edad Media me habrían quemado y ahora se conforman con quemar mis libros.»