Breaking News

miércoles, 2 de octubre de 2013

PABLO GARGALLO

(Maella, España, 1881-Reus, id., 1934) Escultor español. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona y sus primeros trabajos estuvieron vinculados a la tradición realista, inspirados, sobre todo, por las esculturas de Aristide Maillol. Sin embargo, en 1911 su tendencia artística experimentó un profundo cambio a raíz de su encuentro con Picasso durante una estancia en París: la influencia del arte primitivo estuvo presente en la realización de sus máscaras y de sus figuras de metal. 

En 1914 regresó a Barcelona, donde le fue asignada la cátedra de escultura de la Escuela Superior de Artes y Oficios, en la que ejerció hasta 1924. 

Durante estos años realizó el busto del monumento al actor Acisclo Soler, la estatua funeraria de la señora Pidelasserra, dos mármoles para la plaza de Cataluña de Barcelona y obras destinadas a la Exposición Internacional de 1929. Con el advenimiento de la dictadura de Primo de Rivera volvió a París, donde se afincó definitivamente. En su última etapa creativa, la pintura de Modigliani influyó en el desarrollo de sus figuras, de entre las cuales destaca El profeta (1933). En los museos de arte moderno de Barcelona y París se encuentran otras conocidas obras suyas, como Muchacha de Caspe (1919), El virtuoso (1920), Buey vasco (1930) o Bailarina española (1931).