Breaking News

martes, 1 de octubre de 2013

THOMAS GAINSBOROUGH

(Sudbury, Gran Bretaña, 1727-Londres, 1788) Pintor británico. De 1740 a 1748 residió en Londres, donde se formó con el grabador francés H. F. Gravelot, y en 1752 se estableció en Ipswich como retratista. En esta época trabajó sobre todo para los comerciantes de la ciudad y los terratenientes de la zona, para los que realizó principalmente retratos de busto y de medio cuerpo. 

Debía de ser ya un artista prestigioso cuando en 1759 se trasladó a Bath, la ciudad balnearia frecuentada por la sociedad elegante de la época, y allí desarrolló su estilo personal, consistente en retratos de cuerpo entero (muy poco habituales hasta entonces) ambientados sobre hermosos fondos de paisaje. 

El propio Gainsborough reconoció en ocasiones que el paisaje era su verdadera pasión y que se dedicaba al retrato con un espíritu esencialmente profesional, es decir, para ganarse la vida. Pero logró compatibilizar la realización de retratos con obras de otros géneros, incluido el paisaje. Sus paisajes (cuadros y numerosos dibujos) parecen realistas, porque están inspirados en lugares concretos, pero constituyen en realidad una transformación poética del dato real; entre los más conocidos se encuentran El abrevadero y Carreta para el mercado. Su vena creativa se manifestó también en las denominadas fancy pictures, de tema campesino idealizado, al igual que los paisajes. Desde 1774 trabajó en Londres, donde perfeccionó el estilo retratístico iniciado en Bath. En 1768, se fundó la Royal Academy, de la que formó parte desde el comienzo. A su muerte, Reynolds, la máxima autoridad artística de la época, con quien nunca compitió pese a ser ambos retratistas, alabó su pincelada fluida y brillante y su estilo de toques que «gracias a una especie de magia, a una cierta distancia, se convierte en el trazo deseado».