Breaking News

jueves, 14 de noviembre de 2013

FRANÇOIS GIRARDON

(Troyes, Francia, 1628-París, 1715) Escultor francés. Durante una estancia en Roma en su juventud estudió a fondo el arte de la Antigüedad, hecho que marcó decisivamente su producción posterior, la más cercana al clasicismo del período barroco francés. 

Al regresar a Francia en 1652, trabajó principalmente para Luis XIV. Por encargo del soberano realizó numerosas obras para los jardines de Versalles bajo la dirección de Le Brun, en particular el famoso Apolo servido por las ninfas, considerado una de las grandes obras de la escultura francesa del siglo XVII. Resultan más interesantes estas obras mitológicas que las de carácter áulico y celebrativo, como el monumento al cardenal Richelieu de la iglesia de La Sorbona o la desaparecida estatua ecuestre de Luis XIV. Se le deben también numerosos retratos en forma de busto.