Breaking News

sábado, 30 de noviembre de 2013

WILLIAM HOWARD TAFT

William Howard Taft (Cincinnati, 15 de septiembre de 1857 - Washington, D. C., 8 de marzo de 1930) fue el vigésimo séptimo Presidente de los Estados Unidos (1909-1913) y presidente del Tribunal Supremo (1921-1930). Él es la única persona en haber desempeñado ambos cargos.

Nació en 1857 en Cincinati en el seno de la familia Taft, de larga tradición en el poder en Estados Unidos. Su padre, Alphonso Taft, fue un prominente político republicano, que desempeñó los cargos de Secretario de la guerra y Fiscal general de los Estados Unidos. William Taft se graduó en Derecho en la Universidad de Yale. Antes de ser presidente, Taft fue elegido para servir en el Tribunal Supremo de Cincinnti en 1887. 

En 1890 fue nombrado Procurador General de los Estados Unidos y en 1891 juez de la Corte de Apelaciones del 6º circuito. En 1901 el presidente William McKinley lo nombró gobernador general de Filipinas, en 1904 Secretario de la Guerra y en 1906 gobernador temporal de Cuba a petición del presidente de Cuba, Tomás Estrada Palma, para evitar una guerra interna en el país entre las diferentes tendencias políticas.

Educado en Yale fue elegido en 1909 para presidente de los Estados Unidos, sucediendo en el cargo a Theodore Roosevelt. Durante su mandato el Congreso aprobó dos importantes enmiendas: la decimosexta, por la que se podía recaudar impuestos deduciéndolos directamente de la renta, y la decimoséptima, por la que se podía elegir directamente a los senadores. En octubre de ese mismo año concedió dos entrevistas: la primera en El Paso, Texas y la última en Ciudad Juárez, realizada en la aduana fronteriza, ubicada en la avenida 16 de Septiembre, siendo así, las primeras entrevistas hechas en la frontera norte con Estados Unidos y en México, al hacer una visita de Estado al entonces presidente mexicano Porfirio Díaz.

Política exterior
En 1912, el presidente William H. Taft afirmaba en relación con la política exterior de su país:

"No está lejano el día en que tres banderas de barras y estrellas señalen en tres sitios equidistantes la extensión de nuestro territorio: una en el Polo Norte, otra en el Canal de Panamá y la tercera en el Polo Sur. Todo el hemisferio será nuestro, de hecho como, en virtud de nuestra superioridad racial, ya es nuestro moralmente"