Breaking News

viernes, 28 de febrero de 2014

LAY FUN

Lay Fun, (Lima 2001 - 21 Febrero 2014)

En Julio del año 2006 apareció una noticia que abarcó titulares y que aún sigue en el interés público. Se trata del caso del perro Rottweiler llamado Lay Fung. En la madrugada del 11 de Julio de ese año este perro mató a mordidas a un sujeto que ingresó a la cochera que el can cuidaba.

El sujeto no solo intentaba robar sino que también demostró gran crueldad al golpear con una cadena repetidas veces al perro. Este delincuente tenía antecedentes por robo agravado y el día del incidente estaba aparentemente bajo los efectos de algún narcótico. En mi opinión, el perro no solo cumplió con su trabajo de cuidar la cochera, sino también actuó en defensa propia.

Después de esto, el animal nunca se mostro como un perro agresivo, el no es un perro agresivo, el se defendió. Pero algo paso: una gran corriente de opinión a favor de salvar la vida de Lay Fung. Llamadas a las diferentes emisoras de radio, mails y cartas a diarios abogaban por el can y lo colocaban en la categoría de héroe.

A nuestra clínica entraban decenas de llamadas de personas preguntándonos de que manera podían ayudar a Lay Fun, llegaron sacos de alimento para perro dirigidos especialmente para él. Y es comprensible. La delincuencia en Lima esta acrecentándose a pasos agigantados. Por ello cuando uno de estos sujetos es castigado la población siente que de alguna manera se hizo justicia. Por esto Lay Fung, es considerado como una especie de justiciero, y no merecía un destino mortal.

Luego de muchos días de angustia y de un proceso judicial, Lay Fung salió del Centro Antirrábico  y se tomó la decisión de no sacrificarlo, decisión que me parece justa.  Desde ese momento el perro trabajó junto a nuestra Policía Nacional de manera impecable. Hace pocos días todos leímos la noticia que el perro iba a ser dado de baja por presentar una displasia de cadera y por su avanzada edad.

Muerte
Lay Fun estuvo en servicio, recibiendo cariño y atenciones de los agentes hasta el año 2011 cuando pasó al retiro. No obstante permaneció al cuidado de la Policía debido a una grave enfermedad incurable.

El perro sufrió un paro cardio respiratorio la mañana del 21 de febrero, según informó el comandante Olger Benavides, jefe de la Policía Canina. El animal tenía 13 años de edad, sufría de displasia de cadera y necesitaba una alimentación especial.


Bnavides informó que desde las 2 de la tarde el público puede acudir a El Potao para participar de una ceremonia pública de despedida, luego a las 5 de la tarde los restos de Lay Fun serán cremados y permanecerán en una urna en la unidad canina.