Breaking News

viernes, 28 de octubre de 2016

UMA THURMAN

Uma Karuna Thurman (Boston, Massachusetts, 29 de abril de 1970), más conocida como Uma Thurman, es una actriz de cine y ex-modelo estadounidense nominada al Óscar y ganadora del Globo de Oro. Comenzó como modelo profesional y acabó dedicándose al cine en 1988, donde ha trabajado tanto en producciones de bajo presupuesto como en superproducciones de grandes estudios. La hemos podido ver en dramas, ciencia ficción, películas de acción o thrillers, aunque últimamente suele actuar en comedias románticas.

Entre sus películas más conocidas, están Amistades peligrosas (1988) o Gattaca (1997). Aunque sin duda es mundialmente conocida por sus trabajos en Pulp Fiction (1994) y Kill Bill (2003-2004), ambas dirigidas por Quentin Tarantino.

Primeros años y educación
Hija del profesor budista de la Universidad de Columbia, Robert Thurman y de Nena von Schlebrügge (exmodelo mexicana, de padre alemán y madre sueca-danesa). Uma es medio hermana (paterna) de Taya y hermana de Ganden, Dechen y Mipam. Thurman tiene ascendencia sueca, alemana, mexicana y danesa [cita requerida]. Su nombre procede de uma chenpo, o lo que es lo mismo, "el gran camino del centro": mahā-madhyamaka. A su vez, en sánscrito, umā karuṇa significa "la misericordia de [la diosa] Úma", la diosa hindú de la luz y la belleza, además de la consorte de Shivá[cita requerida]. De pequeña, junto a su familia, pasó largas temporadas en la India y recibieron visitas ocasionales del propio Dalái Lama1

Durante su niñez, su familia se mudó constantemente, debido a que su padre enseñaba en diferentes universidades. Creció principalmente en Amherst (Massachusetts) y Woodstock (Nueva York). Fue una joven desmañada e introvertida que era frecuentemente molestada por su elevada estatura, su nombre raro (a veces usaba el nombre Uma Karen en lugar del verdadero Uma Karuna), y la talla de sus pies.

A los 10 años, una amiga de su madre sugirió hacerle una rinoplastia, sugerencia que la mortificó durante años. Fue sin duda uno de los muchos incidentes que la llevaron a sufrir dismorfobia, un desorden mental que implica una imagen distorsionada del cuerpo, condición que ella discutió en una entrevista con la revista Talk en 2001

Asistió al Northfield Mount Hermon, un internado en Massachusetts, y tuvo sus primeras experiencias en actuación en obras escolares. No era hábil en los deportes y sus calificaciones eran sólo regulares, pero destacó en actuación desde muy joven. Después de aparecer en una representación de The Crucible (El crisol) fue llamada por cazatalentos que la convencieron de actuar profesionalmente. Dejó la escuela para buscar una carrera en actuación en Nueva York y para asistir a la Professional Children's School, la cual abandonó antes de graduarse.

Carrera profesional
Primeros trabajos, 1987 – 1989
Su debut cinematográfico fue en Johnny be good (1987) y en Kiss Daddy Goodnight (1987), ambas con éxito marginal. Su siguiente película fue Las aventuras del barón Munchausen (1988), dirigida por Terry Gilliam y que si bien ahora es casi un filme de culto, en su momento un fracaso comercial: costó 46 millones de dólares y se recaudaron únicamente 8.

Poco después de este estreno, revistas y otros medios comenzaron a entrevistarla y las productoras de cine le ofrecieron nuevos papeles. Recibió también elogios de sus colegas en la película por su profesionalidad. John Malkovich, por ejemplo, dijo: «En ella no hay nada de adolescente nerviosa, no he conocido a nadie que fuera como ella a esa edad. Su inteligencia y compostura destacan. Pero hay algo más. Tiene algo más que es muy fascinante».

Consolidación y fracasos 1990 – 1993
En 1990 protagonizó el drama sexualmente provocativo Henry y June junto a Fred Ward. Fue la primera película por la que recibió una calificación de mayores de 17 años en los Estados Unidos, por lo que no se distribuyó ampliamente. A pesar de ello, The New York Times dijo que «Thurman, como June —la chica con acento de Brooklyn—, toma un personaje grandioso y lo hace todavía más grande, aunque su actuación es frecuentemente tan peculiar como dominante».

En 1993, Gus Van Sant la eligió para protagonizar el fracaso Ellas también se deprimen. Por ello, Uma fue nominada como Peor actriz del año en los premios Razzies. El Washington Post describió su actuación como superficial: «La extrañamente pasiva personificación de Thurman no va mucho más allá de arrastrar y flexionar sus pulgares artificiales». Ese mismo año protagonizó la comedia La chica del gángster junto a Robert De Niro y se convirtió en otro fracaso. También realizó una prueba para una película de Stanley Kubrick -Wartime lies- que nunca se llevó a cabo. A pesar de ello, Uma calificó el encuentro cómo «una experiencia verdaderamente mala».

1994 – 1998
Por aquella época, realizó una prueba para la que sería la nueva película de Quentin Tarantino. Inicialmente, el director no quedó muy convencido -había visto La chica del gángster y no le gustó mucho la actuación-, pero después de cenar con ella todo cambió. «Uma y yo estábamos haciendo una escena. Estábamos viviendo la película, ¿de acuerdo? Y me quedé pensando: «¡Dios, ella podría ser Mia!».7 Pulp Fiction se convirtió en una de las películas más taquilleras y de culto de todos los tiempos, recaudando más de 107 millones de dólares y con un coste inicial de 8 millones.

El Washington Post escribió «serenamente irreconocible con una peluca negra, [y] está maravillosa como una desenfadada esposa de gánster».

Fue candidata al Oscar a la mejor actriz de reparto al año siguiente. La revista Entertainment Weekly afirmó que “de las cinco mujeres candidatas en categoría de actriz de reparto este año, sólo [Thurman] puede proclamar que su actuación le dio ataques a la audiencia.”

Se convirtió en la actriz favorita de Tarantino, quien afirmó en un número de 2003 de la revista Time: “Thurman está a la par con Garbo y Dietrich en el terreno de las diosas”.

Películas de diversa calidad y éxito siguieron a Pulp Fiction. Protagonizó con Janeane Garofalo la medianamente taquillera comedia romántica La verdad sobre perros y gatos (The Truth About Cats & Dogs) actuando como una rubia y boba supermodelo.

En 1998 protagonizó, con el que sería luego su esposo Ethan Hawke, la película de ciencia ficción Gattaca. Aunque Gattaca no fue un gran éxito de taquilla, recibió muchas críticas positivas y consiguió gran recaudación en el mercado del vídeo.

Algunos críticos no quedaron muy impresionados, como Los Angeles Times, que opinó que ella estuvo “tan emocionalmente ausente como siempre”.

Los dos grandes fracasos de su carrera llegaron en 1997 y 1998. Primero interpretó a la villana Hiedra Venenosa (Poison Ivy) en Batman y Robin (Batman & Robin), la cuarta película de la popular saga. Batman y Robin resultó un gran fracaso de taquilla y se convirtió en uno de los candidatos perennes a las listas de los peores filmes de todos los tiempos. Su actuación recibió críticas variadas, favorables y adversas, y algún crítico la comparó a Mae West.

The New York Times escribió: “como Mae West, mezcla auténtica femineidad con el pícaro afeminamiento de un travesti”.

Una comparación similar fue hecha por Houston Chronicle: “Thurman, para llegar a mujer fatal de los años 40 parece a veces interpretar a Mae West vía Jessica Rabbit”.

Su segundo revés fue al año siguiente en Los vengadores, otro gran fracaso de público y crítica, considerado uno de los peores filmes de la historia del cine.

CNN la describió como: “tan distanciada que uno siente como si la estuviera viendo a través del lado equivocado del telescopio”. Recibió candidaturas al Razzie por ambos filmes.

A pesar de estos fracasos, cerró el año 1998 perfectamente con el poderoso relato Los miserables (Les Misérables), una adaptación del clásico libro de Victor Hugo, dirigida por Bille August, en el cual interpretó el papel de Fantine, logrando una destacada actuación y recibiendo críticas favorables de nueva cuenta, incluso muchos pensaron que su carrera nuevamente iba en ascenso.

Paréntesis, 1998 – 2002
Después del nacimiento de su primer hijo en 1998, tomó un descanso de papeles principales para concentrarse en la maternidad.

Sus siguientes trabajos fueron en películas de bajo presupuesto de cine y televisión incluyendo Acordes y desacuerdos (Sweet and Lowdown), Tape (La cinta), Vatel y Ciegas de amor (Hysterical Blindness).

Ganó un Globo de Oro por esta última, un telefilme en el que también trabajó como productora ejecutiva. En esta película interpreta a una mujer emocionalmente inestable en el Nueva Jersey de los años 1980, que busca el amor en un lugar equivocado.

El San Francisco Chronicle comentó: “Thurman se compromete tanto con el papel, con ojos flameantes y los brazos en jarra, que uno empieza a creer que una criatura como esa puede existir: una mujer de apariencia exquisita tan torpe y necesitada que repele a los tipos comunes y corrientes. Thurman ha sometido el papel a su voluntad”.

2003 – actualidad
Después de cinco años alejada de papeles principales, reapareció el día 7 de enero del 2003 en el filme de John Woo Paycheck, y en su nueva colaboración con Quentin Tarantino, Kill Bill. Paycheck fue discreta con los críticos y la taquilla, pero Kill Bill relanzaría su carrera.

En Kill Bill interpretó a una eficiente asesina profesional en búsqueda de venganza contra su ex amante. El rol le fue ofrecido por Tarantino -que lo había escrito especialmente para ella- el día de su 30 cumpleaños. Tarantino también ha dicho que ella fue su musa mientras escribía el guion, compartiendo formalmente el crédito por el personaje de Beatrix Kiddo, el cual fue concebido por ambos en el set de Pulp Fiction a partir de la sola imagen de una novia cubierta de sangre.

La producción fue postergada varios meses debido a que quedó encinta. Se consideró darle el papel a otra actriz, pero Tarantino decidió demorar la producción.

La filmación tomó nueve meses y fue hecha en cinco países diferentes. Este papel fue el más exigente para ella hasta ese momento, ya que pasó tres meses aprendiendo artes marciales, manejo de la espada e idioma japonés.

Esta película épica, presentada en dos partes, fue un éxito de taquilla y logró buenas calificaciones con los críticos. Le significó candidaturas al Globo de Oro por ambas películas, y tres MTV Movie Award uno por mejor actuación femenina y dos por la mejor pelea.

Rolling Stone la comparó con: “un ángel vengador salido de un melodrama de Hollywood de los años cuarenta”.

La principal inspiración para realizar el rol de la novia fueron varias heroínas de acción de películas de segunda categoría. Las más notables fueron el personaje principal de Coffy (interpretado por Pam Grier) y el personaje de Gloria Swenson en Gloria (protagonizado por Gena Rowlands).

Dijo que estos dos personajes son: “las dos únicas mujeres que he visto ser verdaderamente mujeres [mientras] esgrimen un arma” Coffy le fue proyectada por Tarantino antes de empezar la producción del filme, para ayudarla a modelar el personaje.

Para 2005, se había convertido en una de las actrices mejor pagadas de Hollywood ganando un salario de 12,5 millones de dólares por película.

Su primera película del año fue Be Cool, continuación de la película de 1995 Get Shorty (El Nombre del Juego), en la cual se reunió de nuevo con su compañero de reparto en Pulp Fiction John Travolta. En ella, interpreta a la viuda de un fallecido ejecutivo de la industria de la música.

Más tarde, ese mismo año, protagonizó el filme Secretos compartidos (Prime) con Meryl Streep, interpretando a una mujer cercana a los cuarenta años, que enamora a un joven de 20 años.

Su último filme ese año fue la nueva versión de Los productores (The Producers) en el que interpreta a Ulla, una actriz sueca esperanzada en conseguir un papel en un musical de Broadway. Originalmente, los productores del filme planeaban usar una doble de voz para las canciones en los números musicales en que ella intervenía, pero insistió en usar su propia voz. Sin embargo no se confirmó si efectivamente ella interpretó todas sus canciones, aunque así se indica en los créditos del filme.

Con una exitosa carrera en el cine, volvió a convertirse en una solicitada modelo. La compañía de cosméticos Lancôme la escogió como la imagen de sus productos. En 2005, fue contratada para una función similar por la casa de modas francesa Louis Vuitton.

El 7 de febrero de 2006, recibió la condecoración de Caballero de la Orden de las Artes y Letras de Francia, que se otorga en reconocimiento a logros en los campos del arte y la literatura.

Ese mismo año estrenó la comedia Mi súper ex novia, por la que cobró la cifra de 14 millones de dólares.

Sus próximos proyectos serán The Life Before Her Eyes de Vadim Parelman, un drama en el cual Thurman interpreta a una mujer madura tratando de superar un trauma de adolescente. También la veremos en la comedia romántica The Accidental Husband, en la cinta para televisión My Zinc Bed en donde interpretará a una adicta a la cocaína. Participara en la adaptación de Eoise In Paris en el papel de Nanny. Se confirmó su participación el film Motherhood, al lado de Minnie Diver, haciendo de una madre que vence los obstáculos para festejar los seis años de su hija.

Ha tenido una aparición especial en la serie de televisión musical Smash como una veterana actriz de televisión que hace su debut en Teatro.

Posiblemente la veamos en las dos secuelas prometidas de Kill Bill, en un drama al lado de Nicole Kidman, Heartswap, y en otro drama èpico con Johnny Depp, Daniel Day-Lewis y John Malkovich titulado Man's Fate.

Vida privada
Relaciones y familia
Mientras vivía en Londres, para evitar el alboroto causado por Las amistades peligrosas, empezó a salir con el director Phil Joanou, quien acababa de producir el aclamado filme documental Rattle and Hum del grupo U2.

Mientras visitaba a Joanou en el set de su película, State Of Grace, conoció al actor británico Gary Oldman. Los dos congeniaron enseguida. Incluso Joanou dijo después que era obvio que Oldman y Thurman estaban hechos el uno para el otro, de manera que se hizo a un lado. La pareja se casó en 1990, pero el matrimonio sólo duró dos años; según se informó, afectado por el poco tiempo que pasaban juntos a causa de sus apretadas agendas como actores.

El 1 de mayo de 1998, se casó con el actor Ethan Hawke, después de haberlo conocido en el set de Gattaca. Antes del compromiso, él le había propuesto matrimonio dos veces sin ser aceptado. Ella reconoció que apuraron su matrimonio debido a que había quedado embarazada. En el momento de la boda llevaba siete meses de gestación.

Tuvieron dos hijos: una niña, Maya Ray (n. 8 de julio de 1998) y un niño, Levon Roan (n. 15 de enero de 2002). Hawke le dedicó su novela For Karuna.

En 2003 se separaron y en 2004 se divorciaron. Muchos medios de comunicación informaron que la causa del divorcio fue la infidelidad de Ethan Hawke con la modelo canadiense Jen Perzow, después de sospechar que ella lo engañaba con Tarantino.

Hawke negó que la causa del divorcio fuera la infidelidad y dijo que el motivo era sus apretados horarios de trabajo.

En un reportaje de portada el 2004 en Rolling Stone tanto Thurman como Tarantino negaron haber tenido jamás una relación romántica, aunque Tarantino había declarado una vez a un reportero: “No estoy diciendo que la hemos tenido y no estoy diciendo que no la hemos tenido”.7 Cuando en el El show de Oprah Winfrey le preguntaron si hubo “una traición de algún tipo” durante el matrimonio, ella dijo: “Hubo algo de eso al final. Estabamos pasando por momentos difíciles y tú sabes cómo son las cosas y cómo la gente se comporta y cómo expresa su infelicidad.”

Reside actualmente en Hyde Park (barrio de la ciudad de Nueva York). En 2004 empezó a salir con el hotelero neoyorquino André Balazs. Convivieron en un apartamento en el vecindario del SoHo, en Manhattan, cerca del Mercer Hotel, propiedad de Balazs.

En marzo de 2006, su encargado de relaciones públicas anunció que la pareja se había separado.

Thurman estuvo comprometida con el financiero Arpad Busson desde 2011. Tienen una hija llamada Rosalind Arusha Arkadina Altalune Florence Thurman-Busson, apodada Luna (nacida el 15 de julio de 2012), pero al final no llegaron a casarse y se separaron en 2014.

Política y opiniones
También se dedica a una serie de causas políticas y sociales. Apoya al Partido Demócrata y ha hecho donativos a las campañas de John Kerry, Hillary Clinton y Joseph Driscoll.

Es una partidaria decidida del control sobre las armas de fuego y en el año 2000 participó en la campaña de la revista Marie Claire: “Acaben con la violencia armada ahora”.

También participó en 2004 en la “Marcha por la vida de las mujeres” que apoyaba la legalidad del aborto.